Navidad: Santa Claus ó el pesebre?

Ha llegado la época más esperada del año, aquella que trae emoción a grandes y pequeños. Es un tiempo donde las familias se reúnen en armonía y comparten intercambiando regalos.

Pero, que es para tí la navidad?

Si eres Cristiano, pues debería ser la celebración del nacimiento de nuestro salvador Jesucristo.

Todos sabemos que uno de los personajes más característicos de esta temporada y más esperados por los pequeños es ese señor de barba blanca, algo pasado de peso, vestido de rojo que se transporta en un trineo desde el Polo Norte y lleva regalos para los niños bien portados alrededor del mundo. Su nombre artístico es Santa Claus y siempre aparece para esta época.

La verdad tiene una apariencia muy simpática y amigable que atrae a todas las personas y hasta se le atribuyen atributos divinos como el poder ver todo lo que hacemos, si nos portamos bien ó mal y el poder estar alrededor del mundo en una sola noche. Wow es todo un superhéroe de barba blanca y con unos años encima pero definitivamente poderoso ante los ojos de los niños.

A ver veamos un poco de historia. Este personaje está basado en un hombre que fué canonizado como santo llamado San Nicolás de Mira, que vivió en el siglo IV. El era hijo de padres cristianos quienes al morír le dejaron una gran herencia que distribuyó entre los pobres. Este gesto lo distinguió como un serhumano compasivo y generoso. El se ordenó como sacerdote y continuó su labor de generosidad con los más necesitados, compartiendo con ellos dinero entre otras cosas y muchas veces lo hacía lanzando las cosas a través de las chimeneas mientras estos dormían.

Después de su muerte se decía que el santo decendía desde el cielo durante la noche para no ser visto e intercambiaba ofrendas por regalos y juguetes para los niños bien portados.

Que historia más bonita no?Personalmente pienso que está bien contar la historia de este gran hombre y su labor altruísta, pero contarla como eso, como un dato histórico que nos enseña a todos a pensar en los más necesitados y en dar más que en recibír y no aumentarle diciendo mentiras.

Quiero comentarles que al inicio de mi etapa como mamá, no sabía como abordar este tema y como lo más fácil es seguir la corriente y las tradiciones inculcadas por generaciones, pues caí en la trampa. La presión familiar y de todos los que nos rodeaban era fuerte y dejé que otros manejaran la situación por mí.

Mi hija mayor llegó hasta los 6 años creyendo que este encantador personaje tenía la habilidad de superhéroe para poder entrar por una ventana cerrada y puertas con cerrojos para dejar sus regalos bajo el árbol.

Cuán equivocada y confundida estaba. Que me hizo cambiar de opinión? Déjenme decirles que el estudio de la palabra de Dios y la correcta influencia de personas maduras en la fé fueron abriendo mis ojos.

Me confrontó su palabra al darme cuenta que estaba mintiendo a mi hija, a quien por cierto le hacía énfasis en siempre decír la verdad y a quien continuamente repetía que las mentiras no agradan a Dios.

Pues empecé a ver de que manera involucraba a Dios en el asunto jajaja y es que una mentira generalmente lleva a más!

Empecé a decír a mi hija que Santa era el enviado de Dios en navidad para dejar los regalos a los niños buenos. Que barbaridad! Se dán cuenta como fuí confundiendo la mente de mi pequeña? Todo por querer arreglar mi mal comienzo en el asunto y pensar que rompería el corazón de mi niña me frenaba.

Estaba prácticamente comparando a Santa con Jesús el verdadero enviado de Dios. Cuanta inmadurez de mi parte.

Mi hija pensaba en navidad y venía una sola cosa a su mente, Santa Claus.

Había permitido que Santa robara la navidad y su verdadero significado. Dejé que ese personaje entrara en mi hogar y cambiara el pesebre por regalos materiales. Dejé que cambiara el regalo más grande e incomparable por cosas vanas.

Fuí una herramienta más para este mundo movido por el mercadeo, la publicidad y el consumismo.

Pues para no alargarles más el cuento no soporté seguir con esa avalancha de mentiras y decidí hablar de una vez por todas con la verdad.

Ufff cuanto descanso y paz sentí al hacerlo. Me sentí libre y puedo decirles que mi hija sobrevivió y logró entender de una vez y por todas el verdadero sentido de la navidad y más aún dar el crédito a aquel que sí bajó del cielo y nació en un humilde pesebre para darnos el mayor de los regalos, su vida y la salvación atraves de ella.

No hay necesidad de mentír a nuestros hijos, el engaño en ninguna forma los hará mas felices, ni los hará vivir una mejor infancia, no caigamos en esa trampa.

No seamos movidos por creencias paganas, ni seamos víctimas de las tendencias del mundo del marketing y la publicidad, generando en ellos un consumismo masivo desde temprana edad.

No se trata de la llegada de Santa con sus regalos para aquellos que han sido “buenos” sino de la llegada del Mesías con su regalo de salvación para toda una humanidad caída y pecadora sín excepción. Él no vino al mundo porque somos buenos sino al contrario, al ver nuestro pecado fué conmovido en misericordia y amor.

Su recibimiento no fué con galletitas y leche sino con desprecio y muerte.

Seamos sabias como madres para transmitir el verdadero mensaje de la navidad a nuestros hijos logrando un cambio que no solo impacte sus vidas sino a sus generaciones.

2 comentarios en “Navidad: Santa Claus ó el pesebre?

  1. Aida Lissette Argueta Centeno diciembre 18, 2018 — 11:16 pm

    “Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.”
    Hermoso hijita, con esas palabras se que serán abiertos los ojos de muchos e iniciarán un nuevo caminar en El Señor, quien se encargará de circuncidar sus corazones para que le amen y le teman y así puedan vivir eternamente! A eso nos ha llamado el Señor, a ser luz y sal en este mudo insípido rodeado de tinieblas.

    Me gusta

  2. Nidia de Barahona diciembre 19, 2018 — 1:28 pm

    Excelente aclarar a tiempo! lo mejor es hablar verdad.Igual hicimos con nuestro hijo de 4 años,aclaramos sin andar con rodeos quien es santa,raton de los dientes,entre otros y reacciono muy bien y evitamos pecar al mentirle sobre estos personajes y le evitamos tener creencias erroneas.Compartiendole asi que el unico que provee y en quien si debemos confiar es en nuestro Salvador Cristo Jesus.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close